lunes, 19 de enero de 2015

Shakira: “La maternidad es todo para mí”

La cantante dice no tener nada de diva aunque su poder cada vez sea mayor. Instalada en Barcelona junto a Gerard Piqué, será madre por segunda vez a final de mes

Entrevistar a Shakira es someterse a una larga espera. No es fácil que la cantante acceda a hablar para un medio de comunicación. Antes hay que pasar varios controles y, por supuesto, enviar un cuestionario previo. Si se pasan todos los filtros, aún queda el visto bueno de la oficina de Nueva York que lleva los asuntos de la artista. Tras algo más de un mes de espera llega el momento con la diva. “Jamás me he considerado una de ellas”, advierte. “Simplemente mi carrera me exige un cierto decoro, pero en realidad soy una mujer de jeans y camiseta, es como mejor me siento”.
Pero lo cierto es que todo lo que rodea a Shakira está medido. No da un paso sin que tenga un porqué tanto en su vida privada como en la pública. Le gusta ir en vaqueros pero cuida su imagen con especial celo. No se deja fotografiar si antes su maquilladora y peluquera no han actuado, si las luces no son las que le gustan, si todo no lo tiene controlado. Por eso algunas de las fotos que ilustran este reportaje las ha facilitado ella a través de la empresa catalana Puig con quien acaba de lanzar Rock, un perfume convertido en otro éxito de la artista. “Representa otro lado de mi personalidad artística y se percibe no solo en la fragancia sino también en el diseño de la botella, su estilo e incluso en el anuncio”, dice a la vez que advierte que su olor preferido es “el de mis seres queridos, el de Gerard, de Milan y el de mi madre”.
"La fama es un arma de doble filo, pero no he conocido otra realidad, así que no le presto mucha atención"
Shakira está a punto de ser madre por segunda vez. Todo está preparado para un parto que está ya programado para finales de mes en la clínica Teknon de Barcelona, la misma en la que nació Milan el día 22 hará dos años. A la futura madre le gusta reunir los cumpleaños de la familia en la misma época. De hecho, ella y Piqué celebran aniversario el 2 de febrero. Shakira cumple 38 y el futbolista 28. El bebé que viene en camino —otro niño— nacerá por esas fechas. “Me gusta el estado de embarazo; lo gozo de forma natural aunque también lo vivo con la ansiedad de cualquier madre pero estoy muy feliz de expandir la familia y con gran curiosidad de ver como interactúa Milan con su hermano”.

Mientras llega el momento, la artista no para. Acostumbrada a una vida vertiginosa aprovecha la recta final de su embarazo para ultimar su nuevo disco, ocuparse de su fundación Pies Descalzos, en favor de la educación para niños desfavorecidos, y promocionar algunos de los negocios añadidos a su carrera como una línea de juguetes o este último perfume.
Un día Gerard Piqué contó que la descubrió cantando y bailando en el salón de su casa embarazada de muchos meses, moviendo las caderas como ella solo sabe. “¡Eso fue una broma de Gerard como muchas de las que hace! [ríe] Pero es verdad que en la industria hay un mito de que las mujeres embarazadas cantamos mejor. Algo se nota diferente en el funcionamiento de tus cuerdas vocales y la voz adquiere un tono más redondo y profundo”. Antes de dar a luz ha estado grabando en el estudio: “El próximo proyecto es trabajar en un álbum en español y empezar una gira de conciertos. Pero he hecho una canción con Maná para su disco. Es una canción sincera y muy linda. Disfrute mucho trabajando con ellos, son una banda genial”.
Shakira, Milan y Gerard en el estadio Camp Nou. / ALBERT GEA (REUTERS)
Shakira oye siempre mucha música y más ahora que pasa tiempo en casa con Gerard Piqué. “Depende de la ocasión pero nos gusta el jazz, Ella Fitzgerald, Billie Holiday, Sinatra, mucho rock también y la música de mi Caribe, por supuesto. Últimamente he asistido a varios conciertos de música clásica, soy adicta a ellos. Durante la Navidad, como a Milan le encanta y está obsesionado con todo lo referente a ella, hemos estado escuchandoJingle Bells y otros clásicos navideños. Es imposible resumir en una palabra lo que significa la música para mí, teniendo en cuenta la relevancia que ha tenido en mi vida. Pero el proceso creativo es terapéutico para mí, una forma de desahogarme y comunicar”.
Las referencias a su primer hijo son constantes. “La maternidad para mí es todo. Convertirme en madre me ha cambiado de manera sutil pero importante. Me ha ordenado las prioridades que tengo en la vida. Ahora he aprendido a organizar mi tiempo de trabajo y personal de mejor manera y de forma más equilibrada, y a la vez me ha aportado una paz y una nueva capacidad para disfrutar de los pequeños momentos y de vivir en el presente saliéndome de mi propia realidad obtusa para abrirme a la de mi hijo y anteponer sus necesidades a las mías siempre. Este es el cambio fundamental que se produce en la vida de cualquier madre primeriza”.
Otra cosa también ha cambiado. Ahora vive en España, en Barcelona. Tras meses de idas y venidas parece que ha llegado para pasar mucho más tiempo. Sus ausencias llegaron a alertar de una posible crisis con Piqué que el tiempo ha desmentido. Llevan ya casi cinco años juntos.
“Tengo antecedentes catalanes, ¡así que algo de sangre española tengo! España un país al que le guardo un gran cariño, con una riqueza de historia, cultura, musica, comida… con mucho mestizaje y belleza natural además. En realidad no he estado afincada en España hasta ahora ya que anduve de gira, terminando mi disco, haciendo promoción por toda Europa y América y cumpliendo con mis compromisos para The Voice en Estados Unidos. Es ahora durante estos últimos meses de embarazo cuando por fin he podido viajar menos y seguramente en el próximo disco —lleva vendidos unos 60 millones de álbumes en todo el mundo, según Forbes— sí se notarán algunas influencias de España en mi música. En mi último álbum, por ejemplo, grabé Boig per tu como un regalo para Gerard porque es una de sus canciones favoritas y me encantó el reto de cantar una canción tan icónica en catalán”.
Shakira, en abril de 2011 en Cartagena, durante una actividad de su fundación Pies Descalzos / RICARDO MALDONADO (EFE)
Shakira y Piqué aseguran que llevan sus carreras de manera muy diferenciada. Pero irremediablemente hay conexión entre ellas como también entre su vida pública y privada. Ahora están a punto de lanzar por segunda vez el World baby shower. “Es una iniciativa a través de la que la gente puede comprar regalos a bebés que necesitan recibir ayudas urgentes para su supervivencia como vacunas, mantas y medicinas. Por una pequeña contribución —el regalo mas barato cuesta cuatro dólares— se puede brindar un comienzo digno en la vida. La última vez que hicimos esta campaña con el nacimiento de Milan tuvo mucho éxito, y logramos recaudar 3,8 toneladas de comida terapéutica que ayudó a salvar a niños de malnutrición severa, casi 100.000 vacunas de polio, 200.000 sales rehidratantes, y 1.000 mosquiteras contra la malaria. De ahí surgió la idea de llevar la acción un paso más allá y convertirlo en una nueva tendencia global”. Una prueba más de que nada es casual en la vida de Shakira y de que todo lo que toca lo convierte en un negocio rentable aunque se trate de un gesto solidario. Ella lo admite: “La fama es un arma de doble filo, pero desde mi adolescencia no he conocido otra realidad, así que procuro no ponerle mucha atención. Intento vivir una vida tranquila [que a veces comparte con sus más de 106 millones de amigos en Facebook y sus 28,6 millones de seguidores en Twitter], y cuando se me otorga la oportunidad de usar mi voz para apoyar a causas que me parecen importantes me acuerdo de lo afortunada que soy de poder conectar con la gente. Esa es una plataforma que me la ofrece la fama. Así que también tiene sus cosas positivas”.

Pies Descalzos

La Fundación Pies Descalzos creada por Shakira en 1997, a sus 18 años, nació con el objetivo de apoyar a miles de niños. “No estaba dispuesta a aceptar la idea de que por el mero hecho de nacer en un lugar que presente más desventajas se determine el destino de vida, y eso, desafortunadamente, ha sido la realidad en Colombia”. La fundación tiene seis escuelas con más de 7.000 alumnos, que cuentan con un modelo educativo de calidad desde la primera infancia hasta la secundaria, y que incluye también un plan de nutrición y actividades deportivas en las que el Barça, por ejemplo, ha sido “un gran aliado”. “Además, creamos trabajos para los padres de los niños que asisten al colegio”. Un trabajo por el que en 2003 fue nombrada Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF.
Sus planes de expansión son establecer centros de primera infancia en toda Latinoamérica. “Ahora hay 13 en Argentina, 2 en México y 13 en Colombia. Para 2015 y 2016 tenemos proyectos de construir más en estos países y ampliar en Panamá y Guatemala. También estoy trabajando con el presidente Obama como parte de un comité especial para promover la excelencia en educación entre la comunidad latina en Estados Unidos, sobre todo en las áreas menos favorecidos del país”.
http://elpais.com/elpais/2015/01/15/estilo/1421344061_189300.html

0 comentarios :